Conflictos y discusiones con hijos

Las discusiones y diferencias entre padres e hijos suelen ser relativamente normales. Cuando estas discusiones ocurren con demasiada frecuencia, con una gran intensidad o por motivos poco importantes, pueden llegar a convertirse en un grave problema capaz de deteriorar la relación familiar a la vez que generan sentimientos de desconfianza, incomprensión, ira o distanciamiento.

pexels-photo-1361766.jpeg

¿En qué consiste la terapia con hijos problemáticos?

Tras una valoración inicial y establecer los objetivos que se quieren lograr con la terapia, se procede a la aplicación del tratamiento más adecuado..

No obstante, técnicas como el diálogo socrático la reestructuración cognitiva o las “pautas conductuales” pueden ser empleadas para establecer una comunicación clara y efectiva entre las partes implicadas.

 

Técnicas

  • Diálogo socrático: Desarrollo de un diálogo mediado por el psicólogo dónde ambas partes implicadas en el problema exponen sus sentimientos y exigencias, se escuchan y tratan de comprenderse mutuamente.
  • Reestructuración cognitiva: Pretende modificar pensamientos o creencias erróneas y desadaptativas como por ejemplo: “Mi hijo nunca me hace caso” o “Mis padres siempre intenta meterse en mi vida”.
  • Pautas conductuales: Pretenden alcanzar una serie de objetivos establecidos por ambas partes (padres e hijos) que mejorará la relación familiar y ayudarán a solucionar el problema. Si ambas partes se escuchan y los prejuicios desaparecen, los lazos familiares mejoran y la relación se fortalecerá. Por otra parte, al establecer una comunicación clara y sólida, el diálogo y la comprensión es mucho más efectiva.

Si estas pensando en hacer una consulta a un Psicólogo Infantil en Jaén, haz clic en siguiente botón (Hablar con un experto). Estaremos encantados de atenderte.